Irene Greaves

Fundadora y Directora
Un ser humano y una Lovescaper.

«Lovescaping® ha sido un proceso de convertir la práctica en teoría y luego de nuevo a la práctica. Recurrí a todas mis experiencias de vida para descubrir los componentes que hacen posible el amor. Así es como se revelaron los quince pilares, y busco practicarlos en todas mis acciones cotidianas. Pero para poder compartir mi amor con el mundo tuve que ir más allá de encarnarlo a explicarlo y enseñarlo de una manera muy intencional. Así es como surgieron las clases de Lovescaping® – creando un currículo basado en la enseñanza de los quince pilares para que podamos practicar el amor en acción. Escribir mi libro sobre Lovescaping® fue otra manera de convertir la práctica en teoría, dejar un legado y de alguna manera inmortalizar la filosofía. Fundamentalmente, todo se traduce en práctica, en acción, y ese es mi objetivo: que los seres humanos practiquen intencionadamente los pilares de Lovescaping®

El primer lente a través del cual elijo definirme es el de un ser humano. A menudo olvidamos este hecho tan obvio porque pasamos demasiado tiempo colocándonos unos a otros en categorías que nos dividen. Si nos despojáramos de todas las etiquetas y construcciones que hemos creado nos daríamos cuenta de que todos somos parte de una raza: la raza humana, y ésta es una fuerza vinculante increíblemente poderosa. El planeta Tierra es mi hogar y yo imagino nuestro mundo como una gran comunidad global donde practicamos Lovescaping® como una forma de vida (¿qué significa esto? ¡explora este sitio web para aprender más!) Por encima de todo, creo en el amor – el amor como fuerza para un cambio positivo en el mundo, el amor como panacea para los problemas que aquejan el mundo: Sueño con un mundo donde el amor se siembra, se nutre y crece colectivamente.

Ha sido un placer trabajar en el campo de la educación. Después de recibir mi licenciatura en Historia del Arte de la Universidad Americana de Roma, continué mis estudios en la Universidad de Pennsylvania donde obtuve mi Maestría en Educación. Soy originaria de Venezuela y he tenido el gran privilegio de vivir y trabajar en Italia, Mozambique, China, Guatemala y Estados Unidos. Estas oportunidades de trabajo han incluído la enseñanza, el desarrollo de planes de estudio, la preparación de materiales educativos, talleres y la organización y gestión de proyectos comunitarios. Ahora en Houston, Texas, estoy colaborando con escuelas y organizaciones sin fines de lucro, continuando mi trabajo en la educación y el desarrollo comunitario.

Desarrollé Lovescaping® en respuesta a una necesidad que observé a lo largo de mi carrera y mis experiencias personales. Vi un vacío en las lecciones de vida que se necesitan para que las personas de cualquier edad puedan disfrutar de relaciones saludables, compartir ideas, cultura, historias y conocimientos de una manera respetuosa y humilde, y con una actitud amorosa. Vi con demasiada frecuencia personas desconectadas y disociadas por causas ajenas a su voluntad. Esto me llevó a crear Lovescaping®, una forma de vida basada en la práctica del amor en acción. Creo que podemos aprender a amar practicando los quince pilares de Lovescaping®. A través de una serie de clases que incluyen actividades como reflexiones, dramatizaciones, juegos, diálogos, ejercicios de mindfulness, entre otros, exploramos cada pilar para desarrollar la capacidad de cultivar el amor propio y el amor por los demás.

Jessica Distaso

Mercadeo y Medios de Comunicación

«La comunicación es una de mis pasiones. Tengo una licenciatura en Relaciones Públicas y una Maestría en Mercadeo, así que estoy trabajando entre bastidores en el sitio web de Lovescaping®, los medios sociales y los diseños.
Crecí como parte de una familia numerosa en Brasil, en una casa llena de amor. El amor siempre fue una parte fundamental de mi vida. Así que cuando conocí a Irene y la oí hablar de Lovescaping®, supe que era la oportunidad perfecta para ayudar a traer algo bueno al mundo. Realmente creo que nuestros hijos son la esperanza. Pueden ser el cambio que necesitamos para hacer avanzar al mundo. Pero también creo que cualquier persona puede ser el cambio ahora, no importa la edad que tengas. Podemos mejorar el mundo que nos rodea cambiando nuestro comportamiento, poco a poco. Elijo amar a pesar de la falta de compasión en el mundo porque es lo único que tiene sentido para mí. Nos necesitamos mutuamente y no hay nada más satisfactorio que compartir un momento con otra persona. Las dos cosas en las que creo son que siempre se puede hacer algo por otra persona, sin importar lo pequeño o simple que sea, y que es imposible encontrar la felicidad estando solo.
«